martes, 17 de noviembre de 2015

"El Chamamé Sideral de Los Síquicos Litoraleños" por Jorge Luis Fernández

Mientras la producción de un documental sobre su cósmica existencia entra en la fase final, Los Síquicos Litoraleños, grupo correntino de psicodelia y otras yerbas, faro de la actual movida del noreste que lideran Guauchos y el sello Mamboretá, vuelve a presentarse en Buenos Aires tras cuatro años de hermetismo.
Los Síquicos Litoraleños se formaron hace once años en Curuzú Cuatiá. Con nombres de fantasía, un extravagante look de gafas, ponchos y sombreros mexicanos, e influencias musicales de arcana procedencia (Sun Ra, Captain Beefheart, Sun City Girls, Lee Perry), el cuarteto (ahora sexteto) integrado por Nicola Kokote, Nutria Rocha, Extraterrestre y Kuku Mente no halló, previsiblemente, cabida en el circuito local. Pero su mezcla de avant-rock, cumbia, dub jamaiquino y chamamé sorprendió a personalidades del rock experimental, como el norteamericano Alan Bishop, y los miembros de Guauchos reconocen la influencia del grupo.
"No era fácil conseguir fechas y terminábamos tocando con un generador eléctrico en el parque Martín Fierro, o en festejos como el aniversario de la ciudad”, se ríe Nicola. “Partimos de no tocar rock o blues, porque ya habíamos pasado por eso, y además estábamos enganchados con el tema ovnis y percepciones estroboscópicas. Cuando salíamos en bicicleta, nos gustaba oír el bajo de las cumbias a varias cuadras de distancia.” Todo eso suena extraño, pero el músico aclara que “el chamamé más rústico, la cumbia y los hongos psicodélicos son una conexión que siempre estuvo presente en Curuzú Cuatiá.”
Los Síquicos arrancaron con una página de MySpace para transmutar neuronas en la aldea digital. En 2007, el holandés Sacha Roth, curador del instituto WORM de Rotterdam, los invitó a participar de un festival vía streaming y el grupo ofreció un set entre los pastizales del Martín Fierro, profiriendo gritos chamánicos y proyectando imágenes de ganado y extraterrestres en una pantalla (las imágenes, proyectadas con un estroboscopio, son un número fijo de los shows).
Tras editar tres CDr y una selección de improvisaciones compilada en la serie Rancho Rocha Tapes, en 2009 los Síquicos visitaron los Países Bajos y en 2010 siguió una gira extensa que incluyó fechas en Alemania y España, con la participación de Dick El Demasiado (pionero de la cumbia tecno y gran admirador de la banda). “Fueron dos tours intensos”, cuenta Kokote. “Tocamos en todas partes, desde el mítico club Paradiso de Ámsterdam hasta los bares más recónditos. También abrimos el Festival Chico Trópico, en Madrid.”
El año pasado el sello estadounidense Sham Palace, en colaboración con el sello libanés Annihaya Records, lanzó la primera producción internacional de Los Síquicos. Editado en CD y vinilo, Sonido Chipadélico ofrece una versión remasterizada de los mejores momentos de A pleno ritmo sideral!! (2005), Mas allá de la siesta psíquica (2007) yAbducción Nacional y Popular (2010). Bailes ralentizados, cumbias adulteradas, ragas hundidas en efectos y el himno psicodélico que el cono sur esperaba: “Cinta planetaria”.
Alan Bishop, dedicado ahora a rescatar la World Music más cruda, definió a los Síquicos como “la expresión más relevante y moderna del legado de tropicalismo, cumbia, chicha y psicodelia sudamericana.” Si alguna constelación lo permite, también serán profetas en su tierra.


FUENTE: Esculpiendo Milagros 

ACLARACIÓN: esta nota iba a salir en el diario La Nación el 6 de noviembre de 2015, día de la presentación de Los Síquicos Litoraleños en el Centro Cultural de la Cooperación. Por alguna extraña razón, a pesar de que la nota estaba escrita y pagada, el editor de ese diario decidió no publicarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada