martes, 17 de noviembre de 2015

"El Chamamé Sideral de Los Síquicos Litoraleños" por Jorge Luis Fernández

Mientras la producción de un documental sobre su cósmica existencia entra en la fase final, Los Síquicos Litoraleños, grupo correntino de psicodelia y otras yerbas, faro de la actual movida del noreste que lideran Guauchos y el sello Mamboretá, vuelve a presentarse en Buenos Aires tras cuatro años de hermetismo.
Los Síquicos Litoraleños se formaron hace once años en Curuzú Cuatiá. Con nombres de fantasía, un extravagante look de gafas, ponchos y sombreros mexicanos, e influencias musicales de arcana procedencia (Sun Ra, Captain Beefheart, Sun City Girls, Lee Perry), el cuarteto (ahora sexteto) integrado por Nicola Kokote, Nutria Rocha, Extraterrestre y Kuku Mente no halló, previsiblemente, cabida en el circuito local. Pero su mezcla de avant-rock, cumbia, dub jamaiquino y chamamé sorprendió a personalidades del rock experimental, como el norteamericano Alan Bishop, y los miembros de Guauchos reconocen la influencia del grupo.
"No era fácil conseguir fechas y terminábamos tocando con un generador eléctrico en el parque Martín Fierro, o en festejos como el aniversario de la ciudad”, se ríe Nicola. “Partimos de no tocar rock o blues, porque ya habíamos pasado por eso, y además estábamos enganchados con el tema ovnis y percepciones estroboscópicas. Cuando salíamos en bicicleta, nos gustaba oír el bajo de las cumbias a varias cuadras de distancia.” Todo eso suena extraño, pero el músico aclara que “el chamamé más rústico, la cumbia y los hongos psicodélicos son una conexión que siempre estuvo presente en Curuzú Cuatiá.”
Los Síquicos arrancaron con una página de MySpace para transmutar neuronas en la aldea digital. En 2007, el holandés Sacha Roth, curador del instituto WORM de Rotterdam, los invitó a participar de un festival vía streaming y el grupo ofreció un set entre los pastizales del Martín Fierro, profiriendo gritos chamánicos y proyectando imágenes de ganado y extraterrestres en una pantalla (las imágenes, proyectadas con un estroboscopio, son un número fijo de los shows).
Tras editar tres CDr y una selección de improvisaciones compilada en la serie Rancho Rocha Tapes, en 2009 los Síquicos visitaron los Países Bajos y en 2010 siguió una gira extensa que incluyó fechas en Alemania y España, con la participación de Dick El Demasiado (pionero de la cumbia tecno y gran admirador de la banda). “Fueron dos tours intensos”, cuenta Kokote. “Tocamos en todas partes, desde el mítico club Paradiso de Ámsterdam hasta los bares más recónditos. También abrimos el Festival Chico Trópico, en Madrid.”
El año pasado el sello estadounidense Sham Palace, en colaboración con el sello libanés Annihaya Records, lanzó la primera producción internacional de Los Síquicos. Editado en CD y vinilo, Sonido Chipadélico ofrece una versión remasterizada de los mejores momentos de A pleno ritmo sideral!! (2005), Mas allá de la siesta psíquica (2007) yAbducción Nacional y Popular (2010). Bailes ralentizados, cumbias adulteradas, ragas hundidas en efectos y el himno psicodélico que el cono sur esperaba: “Cinta planetaria”.
Alan Bishop, dedicado ahora a rescatar la World Music más cruda, definió a los Síquicos como “la expresión más relevante y moderna del legado de tropicalismo, cumbia, chicha y psicodelia sudamericana.” Si alguna constelación lo permite, también serán profetas en su tierra.


FUENTE: Esculpiendo Milagros 

ACLARACIÓN: esta nota iba a salir en el diario La Nación el 6 de noviembre de 2015, día de la presentación de Los Síquicos Litoraleños en el Centro Cultural de la Cooperación. Por alguna extraña razón, a pesar de que la nota estaba escrita y pagada, el editor de ese diario decidió no publicarla.

sábado, 14 de noviembre de 2015

Los Síquicos en vivo en el CC de la Cooperación

La psicotropía litoraleña en pleno oficio.

sábado, 31 de octubre de 2015

06/10/15

Luego de un largo tiempo fuera de los escenarios, Los Síquicos Litoraleños vuelven a tocar en la ciudad de Buenos Aires. Chamamadelia, ruidismo, usted sabe.



jueves, 10 de septiembre de 2015

"Salgan al Sol, avant-rock en la Argentina del Siglo XXI"


"And if there´s a song that´s more tipsy-sounding than "Sirena Chunga y La Movida Solar" by Los Siquicos Litoraleños, then I´d like to hear it. The group seem to stagger from one (musical) bar to the next , kicking over dustbins, hammering on doors, a troupe of kazoo-tooting monkeys folowing in their wake".
(Y si hay un tema que suene mas entonado que "Sirena Chunga y La Movida Solar" por Los Siquicos Litoraleños, entonces me gustaria escucharlo. El grupo parece tambalearse de un compas musical al proximo, pateando tachos de basura, martillando puertas, una tropilla de monos recien levantados tocando kazoos como bocinas)
.....................
Reseña del disco "Salgan al sol "Avant-rock en la Argentina del siglo XXI" del sello Buh Records publicada en The Wire: Adventures In Modern Music-en el que Los Síquicos Litoraleños aparecen con otras luminarias locales de hoy, ayer y de siempre.

martes, 8 de septiembre de 2015

Nuevo disco de EL ENTRATERRESTRE


Chamigos y chamigas, por estos días EL ENTRATERRESTRE, miembro de Los Síquicos Litoraleños confinado en el extremo sur del país, saca su nuevo disco titulado "La Pantalla es Omnicida".
Una genialidad que pueden escuchar haciendo click AQUI

lunes, 15 de diciembre de 2014

jueves, 18 de septiembre de 2014

Quizás, quizás

Psico sensacional nuevo video de Los Síquicos por Salvador Cresta. Otro paso más allá del bien y del mal! Para todos los sexagenarios de ayer y hoy a pleno karaoke pineal!

viernes, 29 de agosto de 2014

la psicotropia

Entrevista hecha por Bo Uonder para Pagina 12 en donde se habla sobre "La Psicotropia", (Pakapi Rec/Was Ist Das?) compilado de nuevas bandas que resignifican la música popular. Leanlon aquí, pue!

domingo, 20 de julio de 2014

Escena X.

En el patio de tierra encontramos a un grupo de extraños jóvenes, que hacen música con lo que tienen a mano, NUTRIA infla las gomas de su bicicleta oxidada, mientras NICOLA graba esos sonidos directamente a un viejo pedal de guitarra. El loop resulta inconexo, incluso molesto para el oído. Atrás CUCU comienza a tocar una guitarra criolla conectada a un equipo de audio de los años 80. EL ENTRATERRESTRE le saca a su teclado sonidos cósmicos. Otros ¿músicos? se acoplan, con instrumentos improvisados: percusión con latas oxidadas, flautas dulces. La escena en el Rancho Rocha es fundamental.

jueves, 3 de julio de 2014

sábado, 7 de junio de 2014

ENCANDILAN LUCES, ganador del Fondo Ciudadano de Desarrollo Cultural

Chamigos, una noticia que es un terererazo para los sentidos! "ENCANDILAN LUCES, viaje psicotrópico con Los Síquicos Litoraleños" ha obtenido el Fondo Ciudadano de Desarrollo Cultural otorgado por el Ministerio de Turismo y Cultura de la Provincia de Salta. Sapucay subliminal!

lunes, 19 de mayo de 2014

Sabias palabras de nuestro guionista, Santiago Van Dam

"A mí siempre me llamó la atención el under, ya desde Salta. El arte que abre caminos, la verdadera contracultura, el espacio de experimentación... Sólo puedo decir que siempre me interesaron las personas que viven en los márgenes. Porque están más vivos, no hay piloto automático, no se aburguesan. Y ellos se arriesgan, traen cosas nuevas, nos hacen reflexionar, alimentan la cultura. Después el artista del sistema deglute, repite, afina, replica, y generalmente se lleva las condecoraciones y el cachet. De eso también habla un poco nuestro documental, de qué pasó con los demás".

Santiago Van Dam.

lunes, 5 de mayo de 2014

Los embajadores del low fi

Video promo del primer vinilo de Los Síquicos Litoraleños: "Sonido Chipadélico"

martes, 15 de abril de 2014

Viejos escritos encontrados en el diario de gira Holanda 2009

Atrás había quedado la primera fecha de la primera gira en la historia de LOS SIQUICOS LITORALEÑOS, que por esas cosas extrañas del destino, se realizaba por Holanda y Bélgica. Atrás había quedado Paradiso, uno de los escenarios más importantes de Ámsterdam, con sus grandes consolas repletas de botonitos y la distancia de la gente que miraba impávida con un daiquiri en la mano.


LOS SIQUICOS habían llegado a una ciudad chica, así como Curuzú. Y quizá se sentían en un entorno más familiar, más conocido, aunque las distancias (todas) seguían siendo abismales. Pero lo fáctico fue que hasta los instrumentos se sintieron en casa y dejaron de funcionar, como sucede en Corrientes, por el calor, el polvo, o quién sabe por qué.


La ciudad en cuestión se llamaba Nijmegen, y el escenario, Extrapool, un centro cultural genial que ni siquiera en un local de instrumentos musicales a tres cuadras conocían. Habían impreso unos afiches buenísimos, donde una luna naranja sobre fondo verde era coronada por la leyenda “LOS SIQUINCOS LITORALEÑOS” (sic). Hubiera sido más lógico que se hubieran equivocado al tipear la palabra litoraleños, ya que el abecedario holandés desconoce el dulce sabor de la letra eñe; y los lugareños, esa extraña región mesopotámica. Pero no, mejor no hablemos de lógica.


Por ahí deambulaba un pintor australiano de penes que eyaculaban y sangraban a la vez, los que colgaba orgulloso durante la prueba de sonido. El comienzo del recital se demoró bastante, se esperaba más gente que nunca llegaría, entonces el show fue sólo para algunos pocos afortunados, los que sonrieron con cierto cinismo al ver entrar a LOS SÍQUICOS LITORALEÑOS caracterizados de gauchos sicodélicos. Pero ese gesto se les fue borrando apenas comenzaron a tocar. Hasta les extrañaba sentir su cuerpo moverse al compás de esas tonadas chamameceras enrarecidas que nunca antes habían escuchado. Ya no había distancia entre ellos y LOS SÍQUICOS, que tocaban a su lado, contemplando las vacas abducidas que se proyectaban en el fondo, como leyendo una partitura arcaica, añorando su litoral. La cara de los organizadores evidenciaba la necesidad de bajar el volumen, por alguna orden municipal, o simplemente por cortesía con sus vecinos. Pero eran demasiado europeos para decir algo. No había que decir nada, había que abrir las puertas, y así lo hicieron, mientras la noche culminaba con “Chipá Chirirí”, ese chamamé desfachatado. ¿Qué dice la letra?, me preguntó en inglés una holandesa con boina. Una receta, atiné a decir.  ¿Receta de qué? Del desparpajo. Y de la sinceridad que aflora, en cualquiera de sus formas.

viernes, 28 de febrero de 2014

lunes, 24 de febrero de 2014